Las 4 principales supersticiones cubanas

En tu crianza como cubano(a), siempre te advirtieron sobre todas las fuerzas malignas y oscuras presentes en el mundo, ¿verdad? Es un milagro que hayamos llegado a la adultez, y, quizá una de las razones por las que llegaste hasta aquí es por alguna de esas supersticiones. ¿Quién sabe?

Hemos elaborado una lista de las supersticiones cubanas más comunes, pero la lista continúa abierta, siempre estarás invitado(a) a compartir tu opinión:

¡No traigas a casa esas conchas marinas!
Si lograste sobrevivir a tu primera infancia, el resto de tu vida aún está lleno de minas que evitar. Piensa en un placer simple como por ejemplo recolectar conchas marinas en la playa. PIÉNSALO DOS VECES. Una cubeta llena de conchas es mala suerte. No preguntes el porqué. Ellos nunca tuvieron un buen “porqué”. Probablemente pasaste la mejor parte del día en la playa recolectando conchas solo para que tu mamá o tu siempre alerta abuela se asegurarán de que no volvieran a casa contigo. “Mala suerte”, dirían de forma bastante enigmática. Ni se te ocurra intentar esto.

El limpiar la casa con agua caliente trae cosas malas a tu vida.
No cometas el error de limpiar la casa con agua caliente, de hecho, limpia tu casa con agua helada para neutralizar tu entorno. El agua caliente solo trae muchísimos problemas.

En víspera de Año Nuevo, las lentejas equivalen a una cuenta bancaria más grande
De acuerdo con los cubanos, comer un tazón de lentejas equivale a ganar mucho dinero en el nuevo año. Ellos preparan ollas gigantes en la víspera de Año Nuevo e invitan a toda la familia a la reunión.

¿Bolso en el suelo? No tendrás dinero
En lo que concierne a los cubanos, la manera más rápida de volverse pobre es poner su bolso o cartera en el suelo. Ya sea verdad o no, nosotros no vamos a correr riesgos.