Estafas tecnológicas aumentan en Cuba

Los crímenes relacionados con la tecnología están comenzando a aumentar en Cuba. Según el Havana Times, la estación de policía en la ciudad de Trinidad ha recibido al menos una denuncia todos los días de la semana pasada sobre estafas a través de llamadas telefónicas fraudulentas que animan a los clientes de la Compañía de Telecomunicaciones de Cuba a suministrar tarjetas de recarga para teléfonos móviles a supuestos “agentes de entregas de paquetes”.

Cuando la gente recibe una llamada del número +53995882359199, la opción *99 le permite a quien llamó recibir la información personal de la persona, tal como nombre, apellido y dirección personal. Dicen que van en camino a entregarles un paquete enviado desde los Estados Unidos, pero que su automóvil se dañó y que necesitan una recarga para terminar su trabajo.

Otro problema recurrente tiene que ver con el robo de crédito de cuentas permanentes de internet (Nauta). Recientemente, los criminales crearon una entrada (gateway) falsa y robaron contraseñas de la compañía, encontrando así otra forma de estafar a la gente.

En el contrato de navegación por internet, la compañía anima a los usuarios a utilizar únicamente sus propios servicios para conectarse con seguridad a internet y evitar este tipo de situaciones. Sin embargo, la falta de suficiente preparación para navegar internet con seguridad entre los usuarios en Cuba es notable, y lleva a que mucha gente no conozca lo básico para protegerse a sí mismos contra ciberataques.

Los cubanos ahora tienen 5 millones de cuentas móviles, un aumento del 500% con respecto a julio de 2010, cuando había solo mil cuentas, lo que significa que los cubanos también deben esperar un aumento de los intentos de estafa.

La mejor protección contra tales estafas es el sentido común. La gente debe ser recelosa y no devolver llamadas de números desconocidos, y aún más cuidadosa cuando se trata de sorpresas que suenan demasiado buenas para ser verdad. Suelen serlo, como lo demuestra la última modalidad de estafas. Así que cuando tenga la oportunidad, dígales que deben tener más cuidado. Un poco menos de confianza puede ser útil en tales situaciones. Lamentablemente, en este momento Cuba no tiene una ley de telecomunicaciones que garantice un castigo a los involucrados en este tipo de estafas, y es por esto que la gente tiene que protegerse aún más a sí mismos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *