7 cosas que los expatriados cubanos no deberían tener miedo de probar.

Mudarse al exterior es perturbador. Cambia tu vida diaria y normalmente tienes que renunciar a todas aquellas cosas que te hacen sentirte bien al final de un día agotador. Los primeros meses luego que te mudas al exterior pueden ser un poco tristes, un poco nostálgicos, pero cuando te sientes de esa forma, es el momento perfecto para encarar nuevos desafíos. HablaCuba.com ha creado una lista de las cosas que los expatriados cubanos no deberían tener miedo de probar cuando viven lejos de Cuba. 

1. Conocer gente nueva.
Sabemos que extrañas a tus amigos íntimos que dejaste en Cuba, pero puedes llamarlos tan seguido como quieras. Así que ¿por qué no conocer nueva gente? Puedes pasar tu tiempo tanto con expatriados que comparten tus mismas experiencias y te entienden mejor como con personas locales que te pueden ayudar a adaptarte más fácilmente a las peculiaridades del nuevo país.

2. Correr riesgos
Lo único de lo que deberías tener miedo es de…los arrepentimientos. Así que corre riesgos, prueba cosas nuevas, ve a donde te lleva eso.

3. Controlar los gastos
El dinero… es ese tipo de relación en la que uno necesita saberlo todo acerca de la otra parte 🙂 Así que, controla los gastos para no llevarte ninguna sorpresa.

4. Continuar con tus hobbies favoritos
Ya sea correr o escuchar música o hacer ejercicios, encuentra una manera de incluir aquello que amas en tu nueva vida. Algo que permanece quieto en el medio de un paisaje que se mueve ofrece confort y fuerza para perseguir tus sueños.

5. Genera expectativas
Pero ten cuidado ¡Las mismas deberían ser realistas! No esperes que le vas a gustar a la gente solamente porque has tenido la suficiente valentía de dejar tu país de origen, porque no eres el único que ha hecho eso. Siéntete agradecido de poder encontrar una ruta mas rápida para llegar a trabajar, o por los amigos nuevos que hagas. Siéntete agradecido por todas aquellas pequeñas cosas que te hacen sentir mas en casa.

6. Celebra nuevas festividades, además de las fiestas cubanas.
Ser un expatriado es una experiencia enriquecedora. ¡Nuevo país y nuevas fiestas! Celebra con tus nuevos amigos sus festividades especiales y échale una mirada a sus costumbres. Pero no te olvides nunca de tus tradiciones. Solamente porque no estas en casa no quiere decir que tienes que renunciar a las tradiciones que amas. Invita a una cena tradicional y dile más a tus amigos acerca de como se celebran esos días especiales en casa.

7. Permanecer en contacto con la familia y los viejos amigos.
Siempre vas a extrañarlos y siempre te van a extrañar a ti, pero siempre podrán contar los unos con los otros. Así que hazte tiempo para llamarlos regularmente o enviarles pequeños regalos siempre que puedas, tales como recargas internacionales. Y si sigues nuestra pagina de Facebook serás el primero en descubrir las promociones de Cubacel acerca de cuándo les puedes mandar un bono doble o triple bono.