5 Resoluciones de Año Nuevo para expatriados cubanos

Es el comienzo de un nuevo año y se encuentra delante de usted una nueva página en blanco. Si su aventura de expatriado fuera el tema de un libro, ¿qué haría para hacer que este año fuera el clímax? ¿El mejor año? El año que todo el mundo estaba esperando, para ver al héroe (o sea, usted) finalmente consiga lo que él o ella quiere después de años de lucha? Ha aquí algunas sugerencias para que usted, nuestro héroe expatriado cubano, saque lo mejor de 2017:

Mejore sus habilidades lingüísticas
Hay un montón de buenas razones para mejorar sus habilidades lingüísticas: ayudará en su carrera, usted será capaz de tener charlas pequeñas y un montón de nuevos amigos. Además, manejará más fácilmente todos los procesos burocráticos a los que se enfrenta como expatriado.

Vea más del país en el que vive actualmente.
Estamos seguros de que el país adonde se mudó tiene un montón de tesoros para explorar: grandes ciudades, montañas impresionantes o playas aisladas… que se está perdiendo si se pasa el tiempo confinado en un pueblo.

Conozca gente nueva
¡Para los expatriados, la creación de redes es la clave! Al conocer gente nueva, ya sean locales o expatriados como usted, tiene la oportunidad de compartir sus preocupaciones o desafíos que enfrenta. ¡Y a veces las soluciones revelan por sí mismas!

Pruebe ese plato extraño que se negó a probar.
Abandone por unos días los moros y cristianos y las chuletas de cerdo condimentadas o vaca frita y pruebe la comida local. Dicen que el verdadero camino al corazón de un local es a través de sus platos de especialidad, no importa lo extraño que puedan parecer a su paladar.

Manténgase en contacto
Cuando se vive en el extranjero, es fácil olvidar lo rápido que pasa el tiempo. Como resultado, lo que se siente como unos rápidos pocos días en realidad puede ser una semana muy lenta para sus padres, familiares, amigos o hermanos esperando pacientemente cerca del teléfono para escuchar su voz una vez más.
Por lo tanto, es probablemente una buena idea entrar en una rutina, o al menos hacer el esfuerzo para contactar a los que ha dejado, con un poco más de regularidad.

Puesto que la última resolución parece más fácil, puede empezar con ésta: