5 maneras de gastar $22 sabiamente

Gastar dinero… un tema bastante delicado. De acuerdo con distintos estudios (y observación activa) las mujeres aman gastar dinero en ropa nueva, productos de belleza, muebles para el hogar y cosas así, mientras que los hombres aman gastar el dinero en sus hobbies, deportes, aparatos… Así que hablar de gastar dinero sabiamente puede ser un poco desafiante. Aun así, nos arriesgaremos y haremos una lista de cosas que usted puede comprar con sólo 22 $.

#1: Aproximadamente 9 tazas de café. Si es un adicto al café, usted dirá: definitivamente, ¡eso suena razonable! Porque sólo un adicto al café entendería todo el dolor de pasar un día sin café: el mal humor, los dolores de cabeza, la tristeza sin razón alguna.

#2: Aproximadamente 5 kg de manzanas. Una manzana al día lo mantiene lejos del consultorio del doctor, así que 5 kg de manzanas lo mantendrán lejos del consultorio del doctor, con suerte, por muchos meses. Y no hay nada mejor que sentirse saludable, ¿correcto?

#3: Su suscripción a Netflix por 2 meses. Muchos shows de TV que puede mirar de forma ilimitada, cuando sea que lo desee y a un clic de distancia…

#4: Aproximadamente 30 minutos de llamadas internacionales a Cuba, para enterarse de qué hay de nuevo con sus seres queridos. Y en 30 minutos sentirá que aún vive en Cuba porque se enterará de todos los detalles acerca de su mamá, papá, hermano, hermana, primo, vecino, amigos de la infancia, enemigo de la adolescencia, etc.

#5: 11 horas de navegación en línea para sus familiares y amigos que están en casa. ¡Es cierto! Dado que el costo de una hora es 2 $, si usted recarga su cuenta Nauta con 22 $, serán capaces de explorar la web, leer las noticias, ver sus perfiles en Facebook por 11 horas. ¿Qué tan bien invertido suena ese dinero?

Básicamente los pequeños placeres que nos damos cuando compramos son distintos. Pero todo termina estando relacionado con la gente que amamos. Cualquier expatriado de Cuba, en cualquier momento del día y de la noche terminará sacrificando algo que podría comprar para sí mismo si supiera que ese dinero puede ayudar a sus seres queridos. ¿Por qué? Porque qué es más importante: ¡¿la ropa que compramos o hacer feliz a nuestra familia?! La respuesta es bastante clara.